Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

15. De traiciones y olvidos 2…

Y bueno lo del amante que te contaba.... el hombre mas perro del mundo pero yo lo conocía y perro no tanto por las mujeres sino por frentero, crudo, cínico y mil veces cínico pero el mejor polvo del mundo, sarcástico como el que más y tal vez la persona del sexo opuesto con quien he tenido las mejores y mas honestas conversaciones en la vida… y era perfecto porque sabíamos a que jugábamos, nos dábamos placer sin mentirnos y cuando alguno comenzó a tener pareja o remordimientos daba igual pues lo sabíamos manejar…hasta que yo le traicione … si, le traicioné porque me enamoré de otro y ya mi cuerpo que había sido tan suyo, pertenecía a un combo mente, corazón y piel que le entregué a ese otro “según yo” para toda la vida…. _E: ah pero ya te habrá olvidado no?? _D: bueno no! Nunca me olvidó del todo, en el momento que yo quisiera pues… _E: Oye espera un minuto de eso se trata todo esto? Tu marido te esta poniendo los cachos o que? _D: Pues mira no sé, y precisamente de no saber se trata, he …

14. De traiciones y olvidos 1…

Y éramos como dos personajes del mismo país en medio de una película filmada en algún lugar apoteósico de Oriente Medio, algo así como una playa del mismísimo Mar Rojo… Yo en medio de una “pre-tusa” y mil cavilaciones… y él… mmm bueno él no importa tanto porque es un personaje y lo válido aquí es que es hombre y habla su idioma :p… (Ojo que tal vez ninguno de los aquí nombrados existe). Sin embargo él contaría a sus amigos lo “vivido” mas o menos así:

Nos encontramos por casualidad la noche anterior comprando souvenirs en uno de esos “cuchitriles” egipcios de poca monta donde los precios para extranjeros se equiparan a un robo a mano armada en mi pueblo, cuando la vi de nuevo, no perdí la oportunidad y la invité a tomar algo y resulta que nos sirvieron un “espirituoso bien fuerte” y al tercer shot ya ella me decía:
_Deli:...Y es que yo siempre comencé al derecho, todo en su debido orden y con su respectiva estructura, pero los mismos que me enseñaron rigidez fueron los primeros que me m…